viernes, noviembre 21, 2008

Desde el más allá

Con todo y bruma, se te ve la cara
Con todo y ruido, se escucha tu nombre
Con todo el olvido, te tengo presente

A lo lejos requintos nostálgicos, el olor a cigarro y quizá algún misterioso trago,
las notitas del último momento y las risas de principio del mismo.

De la flama en la noche apagada, recuerdo de mis mejillas
Calor de un abrazo atiborrado de ternuras
alzar mis ojos, puedo hacer para que lo sepas
lo puedo crear para que te lo lleves en tu morraleta
le dices a ese que te lleva que no apresure el paso, que de por si
ya no hay prisa

Mientras tanto aquí nos quedamos chopeando el chocolatito y acordandonos de vos.
sorteándonos esta vida que no es vida
haciendo ilusiones y creyéndolas reales
cuando sólo es lenguaje

Lo real está allá de donde viniste

2 comentarios:

trovanguardia dijo...

Me gustó eso de la "vida que no es vida" y esa alusión a que todo no es más que bruma del lenguaje. No sé por qué, pero eso me gustó. Sin embargo, lo demás también está muy bien. Si me permites opinar, yo le daba una revisada para que la idea y la cadencia del lenguaje fluyan mejor. Hay unas frases que son difíciles de leer, no de interpretar, para el lector.* No sé si es cuestión de gramática, ortografía o el hecho de que suene bien en tu platica mental, pero no sé si se presta a la conversación escrita. Suele suceder, por eso sugiero, con todo el respeto de nuestra añeja amistad, que le revises, porque la idea suena muy, pero muy bien.

*(De la flama en la noche apagada, recuerdo de mis mejillas
Calor de un abrazo atiborrado de ternuras
alzar mis ojos, puedo hacer para que lo sepas
lo puedo crear para que te lo lleves en tu morraleta
le dices a ese que te lleva que no apresure el paso, que de por si
ya no hay prisa)

Yuval8a dijo...

Tiene razon, yo tampoco entiendo ese pedazo, como que es muy personal de tu persona... si pues.