martes, agosto 16, 2011

Hazme segunda

¡Ora pues Rutilio... !
¿Onde te habrás metido?
¿Te habrá llevado la sequía como todo aquí?
No hay nadie en este pueblo, que ora se puso ruidoso, pos ni aunque te chifle.
Vengo cansado Rutilio, desde muy lejos, a encontrar lo único que me queda en este pueblo, tú.
Traigo las manos engarrotadas, pero con hartas ganas de tocar uno que otro sonecito.
Parece que este nuestro pueblo ya no sabe como era su música. Parece que se murió la música.
Pasé enque Juan y me dijeron que habia muerto hace diez años.
De ahí pasé enque Teo, pero ya no se mueve, ya no habla, con lo hocicón que era, ora apenas muje como vaca cansada.
Yo ya me cansé de caminar.
Rutilio... no te haigas muerto... a mi me queda muy poco...

Ahi te voy... a ver si me sigues...


1 comentario:

AleidaChocorrol dijo...

Eso de envejecer e ir perdiendo a los amigos que solíamos tener, es muy triste, pero inevitablemente todos vamos para donde mismo.

¡Saludos!