lunes, septiembre 18, 2006

Va por vos

(dale click en la imagen que quieras para verla grande)
Terapéutico...

Tercer fin de semana consecutivo al DF.
Previo a este viaje hubo muchas expectativas de miles de emociones inexplicables. Latidos fuertes de corazón, nostálgias, adentrar en verdades, rencuentros con el sincro-destino y muchas cosas más, sin embargo fue sólo la luz intermitente de intenciones prorrogadas que me bastaron para permanecer entusiasta y sonriente.

Primero lo primero

Teníamos que festejar el cumpleaños de mi primo y dar el grito.
Tenía el morbo de ir a ver como se partían la madre el Peje y Fox, en aquel "ring-sote"que parecía como un zócalo, pero como cada quién agarró por su rumbo yo me fuí directito al pachangón.

Ahí le entramos duro a los alcoholes y a los cánticos patriotas, tales como sones, jarabes, algunos cantaron hasta Oaxaca. Hacía mucho rato que no estaba en una pachanga que se acabara a las 10.00 am, estos desgraciados traen en la sangre la fiesta y por cierto, el vecino los adora.

Todos en la casa de me decían "el primo", "el obrero (por mi playera que traía la leyenda 'no me robes solo soy un obrero')" o el "fotógrafo (aquellas divas que se creían en pasarela)" los amigos de mi primo eran todo lo contrario, a lo que "fuera del DF", se cree de los chilangos... puro chilanguillo hospitalario y buena onda, a excepción de un mamila mala copa que nunca falta,
aaaaahhh otra cosa.... SI hay chilanguitas bonitas, para aquellos prejuiciosos.

Yo me rendí a las 6.30 am, tenía que aprovechar el día y no podía desperdiciarlo durmiendo, desperté a las 8.30 y a bañar.
La fiesta acabó en paz, una peda blanca, cero violencia, y todos sanamente borrachos.
No me pude despedir de mi primo, porque aunque lo patié como lo haría un soldado represivo no despertaba, nomás me aseguré que estuviera respirando, recogí mi morral, mi mochila y salí.

Esa mañana (la fiesta seguía), mi futura ahijada me llevó a la estación del metro "cuatro caminos" después de suculentos huarachitos que nos recetamos en el mercado municipal de atizapán de zaragoza.



Ombligo de luna

El significado de México es "ombligo de luna" (digo nomás pa que sepan)... Me adentré al corazón de la capital alrededor del medio día.


Mientras más caminaba hacía la plancha veía que nadie salía de ella, sólamente milicos vestidos de civiles, que fácilmente se pueden infiltrar entre la gente, provocar desmadre y culpar a los manifestantes para desacreditarlos aún más. ¿qué acaso nadie quiso ir a verlos marchar?

Los rios de gente iban hacia dentro. Yo la verdad que no fui al desfile militar por la buena crudita que me cargaba y la neta "que hueva" después pensé, ni que se merecieran que los fuera a ver.

Me iba a encontrar con unos delegados del estado de Morelos que son amigos mios desde antes de que yo naciera, de hecho tenían junto con mis padres, las negras intenciones humorísticas de convertirme en su yerno, cosa que me chiviaba horrores los primeros años de mi infancia.


Una vez que nos encontramos, ubicamos un lugar y nos instalamos, ellos llevaban consigo unas sillitas que habían comprado el 11 de Marzo de 2001 ahí mismo en el zócalo, donde nos habíamos congregado a la marcha por la dignidad indígena. A mis amigos se les había olvidado un detalle muy importante que sus intestinos se encargaron de recordarles. Así que ya instalados frente al templete, nos dispusimos a retroceder al bufette de comida china, cosa que debimos haber hecho en cuanto nos vimos, pero ni modo la panza es primero.
Él, estudió Economía en la UNAM y su maestría en Economía en Oxford.
Ella estudió su Maestría en Antropología Social también en Oxford.
La única razón que menciono sus estudios es para aclarar que ellos ni son acarreados, ni ignorantes, ni paleros. En la mesa les empecé a cuestionar la veracidad de su convicción política, y él contaba que él siempre había sido progresista y que estuvo en el movimiento del 68 al igual que mi padre. Les pregunté que ¿qué sería lo que le criticarían a este movimiento?, a lo cual tomaron turnos. Ella argumentó que "el plantón", -no se vale afectar a la gente- dijo, cosa que él refutó y remarcó que el plantón "de esa manera" era necesario, se necesitaba algo que impactara, no hubiera tenido el mismo impacto en las banquetitas. Él dijo que él criticaría dos cosas, 1. No haber hecho nada contra la guerra sucia, y 2. Haberse confiado de que iban a ganar, como no haber asistido al debate. Le pregunté que si esto de andar siguiendo éste movimiento era cuestión de la "edad", para convencerme de que no es nada de "idealista" y que se me va a quitar con los años, él lo tomó por el otro lado y me preguntó. -¿crees que ésto es un movimiento de viejitos?- no pude evitar sonreir.
Terminaron sus costillitas agridúlces, sus rollitos de verduras, su postrecito, pagaron y nos encaminamos. La plaza de la constitución estaba toda llena y no pudimos llegar al mismo lugar que teníamos antes de comer. Yo me adelanté lo más que pude y ellos decidieron quedarse ahí, en la esquina de la calle 5 de mayo al costado derecho de la catedral. Me fuí metiendo "disque" iba pa un lado, pero poco a poco me metí hasta estar como a 40 metros del templete, una vez que la aglomeración me inmovilizó, me resigné.
Ahi conocí a Mario, su esposa Guadalupe y su hija Cynthia. Mario es un empleado de una refaccionaria y Guadalupe ama de casa. Delante de mi estaba Sergio, él era obrero.
Mario y Cynthia
Mario aceptó subirse en mis hombros y tomar unas fotos de la plaza, quería que la gente se diera cuenta de quienes estaban ahí, además que, por mas que les dije que no era de ningún periódico, el ostentoso lente de mi cámara les hacía dudar. Mario tomó la la primera foto, yo las otras 2
Mario me ayudó a apuntar los cánticos que ahí se daban.
"Que no, que si, que ya volvimos a salir"
"Felipe, entiende, la gente no te quiere"
"El pueblo, se cansa, de tanta pinche tranza"
"Andrés, Amigo, el pueblo está contigo"
"Andrés, aguanta, el pueblo se levanta"
"el puebo, callado, jamás será escuchado"
entre otras...
Al calor de los cánticos, la raza empezó a decir a voz baja -"se estan replegando los militares, corre la voz"- y yo sentía que se me fruncian las profundidades, hasta que comprendí que estaban resguardando palacio nacional pa que no lo fueran disque a tomar además no les convenía irse contra toda la banda.
Las nubes se veían venir, Guadalupe me dijo -nos vamos a mojar-, a lo que yo le contesté -"una refrescadita nomás"- con esa voz de "experto en lluvias" que disque me acreeditaba el venir de Guadalajara.
-¿Una refrescadita?- Me preguntaba irónica, yo empapado resguardaba mi cámara . Escurrían los chorros de las orillas de los plásticos mojándome aún más de lo que el cielo lo hacía. El aguacero duró alrededor de 40 minutos y la gente juntaba sus plásticos, sombrillas periódicos y bolsas, haciendo como un enorme caparazón. Los pinches tepacheros estaban súper bien preparados, cuando hacía calor vendían sus bebidas, y cuando cayó el diluvio vendian bolsas a 5 pesos.
Yo les pregunté a los de mi alrededor, que si ésto ya les había pasado, (en ese momento la raza cantaba "y llueve, y llueve, y el pueblo no se mueve!"), que si la lluvia les había caído mientras se juntaban en el zócalo, a lo que Brígida de la Cruz me contestó, -¡Huy si usted supiera!, granizos, que nos rebotaban en la cabeza, nos ha caído, nos hemos inundado y aquí seguimos (Brígida empezó a llorar), y aquí seguimos, no liace que nos mójemos, y ¡creen que nos pagan! aquí estuvimos el 30 de Julio porque nos duele, nos duele lo que nos hacen, nos duele que nos insulten diciendo que nos pagan... al contrario, nos cuesta, nos duele que no nos quieran ver. ¡vea!, ¡vea usted, quiénes somos! ¡sómos humildes!. ¡Si usted es periódico, vaya y diga lo que vé, no se lo quede! ¡no se calle!-
Brígida de la Cruz
La lluvia empezó a salir de mis ojos, la del cielo cesó casi simultáneamente.
Le tuve que dar la espalda, ya que a mi todavía no se me puede quitar ese prejuicio de que los hombres no lloran a pesar que soy rete chillón. Escribía lo que podía y me juraba a mi mismo que ésto no se me iba a olvidar y las méndigas gotas no dejaban de caer de mis mejillas por mas que respiraba y respiraba. Sentí una responsabilidad, una culpa y un coraje difícil de describir en un relato.
La Convención tardaría en reanudarse otra hora más a causa de fallas técnicas en el sonido.
Un tipo pedía clama.
Al fin empezó, Elena Poniatowska dió las palabras de inaguración y le dedicó un agradecimiento a Cuauhtémoc Cárdenas por su cárta de unos días previos a la Convención. Se escucharon fuertes rechiflidos y gritos que decian "¡envidioso, envidioso!
Así se desarrolló la Convención Nacional Democrática. Se proclamaron los puntos de la convención
1.Rechazar la usurpación y desconocen a Fecal como presidente de la república. lo mismo a los funcionarios que él designe y todos los actos de sy gobierno de facto
2. Rechazar la repúbica simulada y , en consecuencia, declaran la abolición del régimen de corrupción y privilegios.
3. Reconocer el triunfo de Andres Manuel en las elecciones presidenciales del 2 de julio del 2006
4. Reconocer la CND a AMLO como legítimo presidente de México.
5. Autorizar los delegados integrar un gabinete a AMLO y elegir la sede de su gobierno en la capital del pais y con caracter intinerante.
6. Establecer que la toma de posesion de AMLO el 20 de noviembre a 3.00 en la plaza de la constitución
7. Aprobar los 5 puntos de la Asamblea Nacional Democrática.
8. Aceptar la realizacion de un plebiscito para impulsar un proceso constituyente, con el propósito de que las instituciones sean efectivamente del pueblo y para el pueblo
9.Mantener la CND como una asamblea soberana con reuniones periódicas.
10. Avalar la integración de tres comisiones; Comision de política nacional, comisión de resistencia civil, y comisión de proceso constituyente.
11. Respaldar el Plan de Resistencia civil pacífica.
12.Acordar que la siguente reunión de la CND será el 21 de Marzo de 2007.
Varios weyes hablaron en el estrado, Jesusa Rodriguez, los dirigentes de los partidos aliados, una mujer indígena entre otros.


Como consecuenciade la lluvia, la CND se retrazó por dos horas y yo no podía quedarme más, lo que tenía que ver ya lo había visto.

Lo importante de este viaje no eran los políticos marranos ni el peje (ni me quedé a escucharlo, lo leí luego en la jornada), era la gente, era la transformación histórica de este país, era prescenciar y ser testigo de que la gente cuenta, de que la gente se levanta, grita y actua. ¡Pobres de aquellos que minimízen este tipo de movimientos!, pobres de los que gobiernen sin tomarlos en cuenta, y los devaluen como sub-humanos.


Mi Chatito salía a las 7.30 y todavía tenía que irme en el metro.
Me reencontré con mis amigos de Morelos sólo para despedirme y tomarnos una foto.
Corrí hasta la estación de Bellas Artes, para tomar el metro rumbo a tasqueña, trasbordar en Pino Suarez a la línea 1 rumbo a Observatorio... que linda rosadita te ponen los pantalones de mezclilla mojados.

Valle

Llegué a mi destino, cené y platiqué con mi prima de otras "netas" hasta las dos y media de la madrugada, en una terraza que se presta para platicar sin inhibiciones.

El Domingo me la pasé justificando mi viaje, porque me cuestionaban que si había ido a la Convención y les dije que "había pasado por ahí". ¿Que si el motivo de mi viaje era le CND?, y yo contestaba que nel, no quería ser categorizado. Realmente el motivo de mi viaje era todo, el Viernes con mi primo, el Sábado con mis amigos y el Domingo con mi prima, mis tios, primo y sobrinas.
Pasé el día de lo lindo jugando con mis sobrinas en la alberca y descansando de tan ajetreado Viernes y Sábado.

Originálmente ésto era compartido con vos, pero ahora no me queda más que dedicártelo.

12 comentarios:

Jorge dijo...

Muy bonito, no me acuerdo que cosa decias de la cabeza en la politica jajaja pero eso...

Ahora...

Estoy muy contento que te la pases chido aunque sea una de lasveces que visites el DF, jaja, pero muy indignado por que la fiesta de mi casa (si sele puede llamar asi) no es mencionada. Me retiro mno sin antes dejarte un abra - zo.

Por cierto , me dieron ganas de llorar cuando Fox grit "vivba la democracia" ¿qué significa esa palabra chomp? Ya chaus

lorecolin@gmail.com dijo...

Hola mi Carlos querido y del alma. Paso por aqui para dejar mi comment (como siempre)y decirte que al escribir me transmites tus vivencias y siento que yo mismo las vivo. Gracias por tu labro de investigacion y por ser tan obstinado como yo en tratar de hacer entender a los demas que se trata de un movimiento genuino, de un dolor verdadero y de una lucha incansable. Es una realidad innnegable que tarde o temprano tendran que afrontar porque no se tapa con un dedo ni se compra con dinero, no se amedrenta con policias y no se deja enganiar con circo y maroma...Un abrazo fuerte, que aunque lejos presente para apoyar...

lorecolin@gmail.com dijo...

por cierto, tenias razon: escribir en el blog se vuelve un vicio...
besitos...

Martha Gaytan dijo...

Carlillos8a.. Me encanta como relatas tus experiencias, siento que las vivo contigo. Me moria de la envia al leer, no poder andar por alla contigo, increible que hayas tenido la posibilidad de estar en todo el mitotito. Gracias por compartir tus blogs conmigo, por Dios, por lo que mas quieras, nunca dejes de escribir, y nunca se te olvide avisarme cuando tengas nuevos. Mil besos.. Mg

Martha Gaytan dijo...

Carlillos8a! Me encanta leer tus experiencias, sinto que las vivo contigo. Me moria de la envidia saber que yo no andaba por alla, que padre que anduviste en todo l mitotito.. jajaja. Pro Dios nunca dejes de escribir, y porfavor, nunca me dejes de avisar cuando pongas nuevos. Mil besos. Gracias por permitirme ser parte de tus vivencias.

trovanguardia dijo...

Mi querido tocayo. La verdad me reprocho por no haber planificado bien las cosas para lanzarme a México y participar en la convención. El viernes me enteré que Enrique estuvo también por allá, y, la verdad, envidio no haber sido cómplice de ambos. Por eso agradezco vuestro relato y festejo la experiencia vicarial que éste provee.

Me encantó leerlo, y no tanto por razones egoístas, sino porque representa un ejercicio de periodismo independiente incomparable y porque habla de una historia que merece y debe contarse. En particular, la forma en que elegiste proveer voz e imagen a los participantes con quienes interactuaste se me hizo muy humana. Cada foto y cada palabra que incluiste las consideré como un homenaje y no como una estrategia para comprobar que tus fuentes de información en realidad existen. A pesar de esto, o tal vez por ello, considero que pudiste ahondar más en el tema de la convención. Entiendo que tu registro relata toda tu experiencia durante el fin de semana porque así deseaste compartirlo—algo que respeto, apoyo y aplaudo—pero estoy seguro que te queda mucho material por compartir. Por eso te exhorto a que escribas una crónica más extensa sobre la CND y la compartas en tu registro, o en la nueva versión de la gaceta “Trovanguardia” que iniciamos tú y yo hace algunos años y deseo continuar. Es más, invito a todos los que leen tu registro a participar. El enfoque, como en un principio, será la Trova, pero como este género ocurre en una realidad social, artículos sobre arte, política y esparcimiento serán bienvenidos. Me encantaría que fueses co-editor y te encargaras del buró trovanguardístico de México. ¿Qué dices?

Y, por cierto, lo fundamental: ¡Gracias por compartir!

Yuval8a dijo...

Cuando leo tu relato de la CND no puedo evitar recordar lo que estaba haciendo yo en esos momentos y justamente lo que estaba pensando.
Resulta que estaba en Playa del Carmen en un evento de Fashion Tv. Donde la concurrencia era nada mas y nada menos que la purita camada de herederos del reino (puro pinche chilango fresa) que se conglomeraban en la riviera con el motivo de gritar "viva mexico" de la manera mas delicada y suave posible, mientras el local (maya porsupesto) le trae su bebida refrescante, porque si estara muy pinche bonito pero hace un chingo de calor.
No cabe duda que este lugar es un retrato perfecto de la situacion general del país... Es un paraíso, pero no es pa todos.
Digo, yo estaba ahi, y no soy fresa pero tampoco estaba trabajando (aunque me hubieran caido de pelos las propinas)
No se porque al Pelon se le ocurrio llamarle a Carlos en ese momento, será la nostalgia o nomas pa presumir, pero coincidimos con Carlos en mera convencion. No se oia nada por el tumulto alla y la musica aca, pero luegito Carlos me mandó un mensaje que decia: llueve y llueve y el pueblo no se mueve, Y que me quedo pensando...

Roberto Velasco dijo...

Escribir con medio litro de ron en el cuerpo no es fácil, pero hay que intentarlo:

¡Primazo de mi vidaza!

No sabes que gusto tan inmenso me da el haber contado con tu presencia en mi casa el viernes pasado.

Puede que en mi estado de ebriedad total, no haya podido demostrar con suficiente claridad el agradecimiento tan grande por haberte descolgado desde aquellas tierras tapatías (arriba las chivas) hasta mi querido Distrito Federal para pasar mi vigésimo tercer onomástico conmigo.

Mi madre suele contar mucho que su familia era muy unida, que jalaban juntos pa' todos lados... Esa unidad se desmoronó cuando mi abuela murió...

Al único que veo es mi tío Enrique, que se siente más solo que la soledad misma y de vez en cuando se da una escapadita a la casa y nos tomamos unos dos, tres, cinco, doce, cuarenta tequilitas para aliviar las penas un poco.

Estos últimos días, he intentado recobrar esa unidad, por lo menos con mis hermanos. Y el hecho de verte compartiendo tequilas y alegrías conmigo, en mi casa, me llena de dicha, de orgullo.

Sobre lo que nos compartes en este barrilito sin fondo... la verdad, no hay palabras para coemntarlo (bueno, sí las hay) pero como te dije antes: ¿Qué chingados puedo escribir yo, después de la cátedra de Carlos Lemus? realmente no mucho...

Pero sí puedo decirte que te leo y tus palabras huelen bien, huelen como a pan recién hecho, a pan cerquita de mi hambre. Palabra tras palabra, frase tras frase me inhundan de orgullo y me haces ver que no estoy solo, que no soy el único loco que piensa así, no soy el único que se indigna de las cosas pasen como pasan y nadie haga nada al respecto y los pocos que hacen algo, son tachados de nacos, revoltosos, huevones...

En fin... sólo me queda dejarte estas palabras acompañadas de un gran abrazo y un fuerte apretón de mano izquierda y decirte que eres una persona admirable y cuentas conmigo no sólo porque compartamos la sangre sino porque fuera de ser primos, somos hermanos, hijos de la misma madre que traemos en el alma: tres palabritas que unos güeyes del viejo mundo pronunciaron hasta que se escuchara en todo el mundo y realizaron la revolución francesa.

Desde el necroscomio corazón de mi espíritu...

Roberto Velasco.

Andrey dijo...

Amigo Amigo Amigo. Me da gusto ver que tu relato suena mas vivo ya no tan ardilla aunque tu sabes que no estoy de acuerdo con la manifestacion de AMLO pero si con la de los pueblos que bueno que dejas en claro que por el solo hecho de ser ciudadano ser humano o como le quieras llamar se tiene el libre derecho de expresarse y manifestarse siendo estos los valores reales de la libertad de pensamiento. Debo admitir que el solo ver las imagenes senti el olor de estar ahi presente en la capital de nuestro pais esperemos en un futuro no muy lejano ser verdaderos participes de la justicia social que nuestro pais tanto anhela. Siempre he creido que es preferible morir asi que permanecer callado y saber que no se pudo hacer nada o no quise decir nada en apoyo a nuestra gente.

Francisco Puente dijo...

Carlitos. "Relatos desde lo obscurito fue una muy agradable sorpresa, tanto para mí como para Silvia. Tus papás deben sentirse muy orgullosos de tener en tí un hijo poseedor de un indiscutible talento literario (lo digo sinceramente y con absoluta objetividad). Tu relato es fluído, sincero, vivo y en algún momento nos puso a llorar a Silvia y a mí (como ves. tú no eres el único chillón, habemos más en el club) y no tanto porque hubiéramos tomado un poco de vino y tuviérmaos de fondo la música de Vangelis ("La conquista del paraíso"), mientras leíamos tu relato. Ahora si entendí lo que me quisiste decir respecto a si el participar en movimientos sociales es una cuestión vinculada a la edad. Silvia y yo compartimos firmemente la creencia de que cuando el idealismo por la ! justicia y las causas sociales es verdaderamente auténtico y sincero, es como una enfermedad incurable que se adquiere en la juventud y lo acompaña a uno hasta la muerte. Durante el chubasco de ese domingo en el zócalo, Silvia, nuestra amiga Locha (hace no mucho ella era una señora rica de las Lomas de Chapultepec, casada con un próspero judío, corresponsal de la BBC de Londres, quién murió en un accidente. A veces, Locha nos pone en aprietos, cuando utiliza términos tales como: "la chinaca popular". "la naquiza", etc, y la gente alrededor nuestro piensa que es una pirrurris panista colada; hay que tenerle paciencia, pues, por otro lado es una entusista asistente a todas las reuniones y mítines de la Coalición, en fin) y yo solamente disponíamos de un paraguas. Creo que en promedio había un paraguas por cada cuatro personas. La gente no se movió. Los jovenes empezaron a brincar o danzar, al tiempo que lanzaban consignas: "Vé bien Televisa, llueve, llueve! y la gente no se mueve". Todos nos hermanamos, compartiendo los escas os paraguas disponibles (nunca había visto esto antes en México). A mi me tocó cubrir con el paraguas de nuestra amiga a una pareja de viejitos de más de noventa años, que habían venido desde la Villa en metro y que estoicamente resistieron la lluvia." Jóven" (solamente un nonagenario podría llamarme jóven a mis casi sesenta años de edad), me decía la ancianita, "cúbrase el pulmón o se va a resfriar". Cuando pasó el chubasco, el ancianito me miró con sus dulces y apacibles ojos y con un dejo de angustia me preguntó:"Si va a venir López Obrador, ¿verdad?". Sonriendo, le dije:"Seguro que sí, él nunca nos falla". Al terminar el chubasco, nos fuimos a un Mc Donalds cercano a cambiarnos de ropa y tomar un café caliente. Estaba lleno de simpatizantes de AMLO y el gerente, nervioso, bajó la cortina metálica, al tiempo que les decía a sus empleados que se suspendía el servicio, por cuestiones de seguridad. Todos los revoltosos pagamos y nos salimos! apenas cesó la lluvia. No se rompió un solo vaso. El día de ayer y hoy los pasamos nuevamente en la Ciudad de México. Vinimos a los quince años de la hija de una muy querida amiga de nosotros. Hoy asistimos a la misa de doce de Norberto Rivera en la Catedral y observamos con sorpresa un nutrido grupo de personas. vistiendo camisas amarillas con la leyenda: "Sufragio efectivo no imposición". Silvia escuchó el cuchicheo de dos beatas, con cara de directoras de colegio de monjas, que decían, más o menos:"Ya no hay respeto para la iglesia. No deberían permitirles la entrada a esos comunistas" (no añado más, ya que la versión textual te la va a hacer llegar Silvia). Lo mejor estuvo afuera de la Catedral, donde un grupo con las caras pintadas exhibía carteles de protesta contra los curas pederastas y quienes los encubren. Estaban siendo entrevistados por periodistas de la XEW y se les veía un poco nerviosos. Silvia y yo alzamos nuestros pulgares y logram! os arrancarles una sonrisa, que destensó un poco el ambiente. Antes d e despedirme, te quiero pedir un favor. Si lo crees conveniente (por aquello de que ciertos tíos es mejor que no se enteren de tus andanzas en el zócalo del DF), re-envíale este relato a tu tía Paty. Ella está en el bloque de izquierda y seguramente encontrará interesante mi relato. Bueno. Cuídate mucho. Un abrazo muy fuerte a tí, Carlos papá, Liduvina Liduvina, Yubal y Emmanuel

Silvia dijo...

Hola Carlitos:

Aunque parte de la historia, en cuanto a lo que nos provocó tu escrito, ya te lo dice Francisco en su correo, quiero narrarte mis sentimientos.


Yo le leí­a a Francisco tu escrito, cuando empezamos a escuchar La Conquista del Paraí­so, de Vangelis. Imagí­nate esa música sublime acompañando tu narración llena de ternura y sensibilidad, donde sin mediar palabras, sino sólo lágrimas, nos comunicamos Francisco y yo.Fue de esos momentos en que el sentir del otro, lease Carlitos, te hermana con sus sentimientos.

Este movimiento de la Coalición ha significado para nosotros y, seguramente para muchos, la experiencia de estar construyendo un capítulo importante de la historia de México, donde las condiciones de vida mejoren para muchos seres olvidados.

La experiencia abarca desde las reuniones en Cuernavaca, una vez a la semana, desde marzo de este año hasta la fecha, dentro de las redes ciudadanas de apoyo a AMLO. Nuestro grupo se llama "La Redecita". Hemos diseñado volantes, mismos que hemos repartido entre la gente, a la vez que platicamos con cada una de ellas; esclarecemos dudas, entre nosotros, respecto al movimiento. Por otro lado, después de las elecciones hemos organizado reuniones, todos los sábados, en el Zócalo de Cuernavaca, donde se invita a participar a toda la población. En ellas la gente tiene libertad de expresar su sentir, asi como hacer sugerencia sobre medidas a tomar como parte de la resistencia. Cada semana vemos más gente que se interesa por acercarse a las mesas de trabajo para informarse y adherirse, activamente, al movimiento. Hay campesinos, obreros, oficinistas, comerciantes, profesionistas, estudiantes, etc.

Acudimos a la Asamblea de AMLO que se celebró el 31 de julio, donde se decidio hacer el plantón. Fue muy emotivo ver familias enteras que se encontraban en el Zócalo, desde el abuelito hasta el bebé de meses, así­ como el papa, la mama, los tios, las tias, los primos, las primas y, muchos, hasta el perro disfrazado de perredista. Sin demeritar, el que también se vieron personas solas que estaban firmes en la plancha de esta plaza. Parecí­a una romerí­a, la alegría era evidente y contagiosa.

El conocer las actividades que se desarrollaron en los campamentos, como también narras acertadamente, fue enriquecedor. Nosotros, después de recorrer las carpas con las distintas actividades que ahí­ se realizaban, acudimos especialmente a la de Morelos, donde al igual que en el de Jalisco, se nos ofrecio inmediatamente, como si llegasemos a casa de alguien, sentarnos y compartir con ellos lo que tenian, en ese momento, para ofrecernos, agua.


Concretamente el día de la Convención, cuando no pudimos guarecernos del aguacero en ningun lado, vivimos una de las experiencias mas enternecedoras de las que nos ha provisto este movimiento. Estabamos tratando de guarecernos, Fco., Locha y yo, del aguacero, debajo del pequeno paraguas que llevaba nuestra amiga, cuando sentados en la banqueta vislumbramos una pareja de ancianos, quienes seguramente, por la rigidez de sus cuerpos y los surcos de su cara, rebasaban los noventa y, a quienes les cedimos la proteccion contra el agua, al mismo tiempo que otra persona los abrigo con un chal. Terminamos hechos una sopa, pero muy contentos por la enseñanza de vida que presenciamos, dos personas con el peso de los anos encima, pero con una fe juvenil en el movimiento.


Asimismo, igual que vimos mucha gente correr y, aparentemente desaparecer con la lluvia, fue algo inusitado verlas reaparecer en la plaza del Zócalo, llenas de entusiasmo, como si nada hubiese pasado y listas para la Convencion. El discurso de AMLO fue muy emotivo y lleno de vitalidad. Cerca del lugar donde escuchamos el discurso, compartimos vivas y lemas con gente de Campeche y Tabasco.Finalmente un rio de personas descendio por las distintas calles del Centro para su retorno a casa, donde el último lema que nos acompano, a los que asistimos a esta memorable Convención fue: "SE VE, SE SIENTE, TENEMOS PRESIDENTE".


Carlitos, te envio un corrido que escribio, una muy conocida corridista de Morelos, America Menendez, quien se lo dijo directamente a AMLO durante su visita a Tepoztlán, Mor. Ella es una de nuestras mejores amigas en Cuernavaca. Un beso, seguimos en contacto, Silvia

ArmandoM8a dijo...

Nos acabamos de comunicar por el Messenger y como te habia dicho, he leido tu blog y he quedado extrañando a mi patria mas que nunca. La neta es que a la gente obrera, humilde y pobre de nuestro pais, mi pais (aunque he vivido fuera de el mas de la mitad de mi vida) se le trata con tanta injusticia y desprecio en ambos lados de la frontera. Aqui la rabia anti-imigrante esta cada vez peor.
Estoy muy orgulloso de ti por haber espresado y comunicado por este blog.
Despues, ya con luz del dia, y menos cansado me gustaria seguir comentando y conversando atravez de este medio.
Un abrazo, k.