miércoles, octubre 06, 2010

Sobre-mesa


Basado en una historia real

El alboroto de las amigas conversando en la mesa producía un murmullo parecido al de un tianguis en domingo al mediodía.
Charlaban de todo un poco, de trabajo, de casa, de interiores, de ropa, calzado, de hombres, algunas de hijos, del último viaje, del plan futuro, de lo mal que se portó fulanita con menganito. Cuando Lili, la chica más seria y recatada de la mesa, se perdió viendo el televisor. Ahí estaba la novela, con ese actor sin camisa y el cuerpo recién salido del mar, acomodándose el cabello con las dos manos mientras el agua le salpicaba ese abdomen perfecto.
Lili, no se dió cuenta que pensó en voz muy alta
"Como me gustaría que éste me tirara en la mesa, me arrancara la ropa, me abriera las piernas, me apretara contra él y me dijera bien fuerte ¡Saz Culera!"

El murmullo enmudeció.


7 comentarios:

Ivonne Torres dijo...

Jajajajajajajajaja.. buenísimo!!!

Roberto Velasco dijo...

Muy divertido, primo.

sandra del rocio dijo...

ja ja ja.
Eso de llenar vacios esta ca...

Anónimo dijo...

jajaja que risa.. gracias :)

gordo dijo...

Chomp es maravilloso jajaja

anni dijo...

jajajajajajaaja, eso es lo que yo llamo "momento profesor jirafales"...después de eso,"taaa, taaaa, taaaaaaaaa"

roy dijo...

Ay primo...